COMO DESHACER O FORMAR UN HÁBITO

QUE ES UN HÁBITO?

Entendamos que un hábito es una acción constante, voluntaria o involuntaria, como un patrón de conducta, tenemos varios tipos de hábitos, como hábitos, físicos, mentales, sociales, morales, intelectuales, afectivos, etc..

COMO SE FORMAN LOS HÁBITOS?

Nadie nace con ellos, se adquieren, no suceden sin ser ocasionados. Cada persona suele moldear continuamente su forma de ser y de actuar, de acuerdo a las influencias que recibe del medio que la rodea; en la casa, en la escuela, en el trabajo, con los amigos, con todo esto vamos construyendo nuestra identidad, estilo de vida.

Los valores, ideas, sentimientos y experiencias significativas definen los hábitos de cada persona. Por tanto los hábitos se crean, no se obtienen por herencia, se pueden volver necesidades y nos llevan a realizar acciones automatizadas.

images

3 PASOS CLAVES PARA OBTENER O DESHACER UN HÁBTO

Un solo cambio a la vez, pequeño y sencillo

Es esencial intentar sólo un cambio a la vez. Lo que ya es un notable reto de por sí. Además, hay que proponerse cambios muy pequeños y muy sencillos pero repetirlos cada día. Yo diría que debemos marcarnos micro cambios. Fíjate un minúsculo cambio en tu rutina productiva que puedas llevar a cabo. Ejemplo:

  • Quiero dejar de fumar, comienza bajando la dosis hasta que la necesidad de fumar desaparezca, no lo dejes de una vez, volverás a fumar.
  • Quiero tener un peso saludable, comienza a disminuir los carbohidratos, azúcar y grasas, no te sometas a una dieta estricta.
  • Voy a incluir deporte, comienza por caminar 30 minutos, no con una rutina agresiva.
Por-que-nos-cuesta-abandonar-los-viejos-habitos-4

Fíjate cambios concretos que puedas medir y palpar

 El “ya verás, esta mañana voy a ser productivo de verdad” está muy bien como inspiración y punto de partida pero para lograr cambios duraderos tienes que fijarte retos muy concretos, muy palpables que fácilmente puedas medir y decir: “lo he conseguido” o “no lo he conseguido”. Esta mañana, cambiare el ascensor por las escaleras y luego tendré mi teléfono en silencio para no distraer la atención, y hacer mi trabajo bien.

En todos los casos esos cambios supondrán hacer o no hacer algo, esto es, requerirán de una acción. Además, el fijar objetivos concretos te permitirá dos cosas:

  • Evaluar tus progresos con avances (o retrocesos) reales y tangibles.
  • Saborear y felicitarte por cada avance: tú lo verás hecho y serás el primer beneficiado.

Recuerda algo muy importante: todo aquello que no se ejercita se pierde.

7_habitos_2227_641x427

Repite y repite con regularidad diaria y constante

Al hábito se llega por la rutina y a la rutina por la repetición. Para hacer crecer un hábito de forma duradera y sólida es imprescindible ser constante y persistente. En general tendemos a abandonar algo con la misma rapidez con la que nos entusiasmamos. En el terreno de los cambios productivos esto está mucho más presente y firmes y bienintencionados propósitos se vienen abajo en muchos casos por la falta de constancia.

Ser regular no es fácil, requiere motivación, disciplina y la iniciativa de querer hacer las cosas. Pero el hecho de fijarte cambios muy pequeños y cambios que además tú mismo puedas palpar y ver realizados, será determinante a la hora de facilitar esa repetición tan necesaria a la hora de crear rutinas productivas.

Recuerda algo muy importante: todo aquello que no se ejercita se pierde.

calendario